Experiencias, Reflexiones

La larga tarea de intentar crear… ¿Un modelo distinto de asociación?

Al fuego se viene a compartir, a escuchar, a mirar y sobre todo a aprehender.

Todo surge de la nada.

No. Siempre hay algo. Una conversación, unas cervezas, un café, un libro, un encuentro… En nuestro caso, quizás fueron demasiados encuentros con muchas personas distintas y demasiados ratos, en los que aparecían siempre las mismas preguntas: ¿Qué se puede hacer? ¿Qué hacemos? ¿En realidad podríamos…?

Y así, todo puede extenderse hasta el infinito.

En realidad caminamos, sin saber por qué, preguntándonos cuándo será el momento para poner en marcha esa idea y lamentablemente, casi nunca se juntan todas las variables que ayudan a que todo salga rodado.

CuidArte, surge de muchas cabezas pensantes y una multitud de corazones abiertos. Abiertos a algo sin saber siquiera de que se trata.

Un buen día, alguien, algunas personas, recogen las ideas de semanas, meses o años de conversación, hacen una pequeña pócima, una mezcla de esas que hacen las brujas para encontrarse y hacerse dueñas de sí mismas; de la pócima, hecha con la sabiduría de pensamientos variados, nace un e-mail que comienza por encender una pequeña chispa.

Fuego para compartir

Después de ese e-mail, la espera y tras la espera… el primer encuentro.

De nuevo a comenzarlo todo, porque queremos que esto no nazca de una chispa sino de una buena hoguera, como aquellas en las que se reunía el vecindario para compartir la tranquilidad del final del duro día de trabajo.

Han sido muchas hogueras y muchas las personas que se han ido acercando a ellas. Conviene aclarar que, al calor de la candela no se puede estar todo el día, y mientras hay personas que aguantan más tiempo cerca del fuego, otras necesitan enfriar el cuerpo para coger calor a ratos.

Al fuego se viene a compartir, a escuchar, a mirar y sobre todo a aprehender. Y hoguera tras hoguera, mientras algunas personas construían estatutos, otras buscaban calor en las redes sociales, pensaban actividades o dejaban hacer para observar y buscar un hueco junto a las llamas.

Tarea de crear
Nuestro logo… ¿definitivo?

Aún hoy, en CuidArte continuamos avivando las llamas, echando un pequeño tronco al día para no frenar nuestro proceso construcción, para mantener vivas las ascuas y no dejar que se enfríe el ambiente.

CuidArte sigue siendo un espacio donde buscar un modo de encontrarnos, en medio de una sociedad que solo nos empuja a dispersarnos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s